¿Qué cámaras de seguridad elegir?

 

A la hora de instalar un circuito cerrado de televisión debemos de elegir qué tipología de cámaras CCTV queremos incluir en nuestro proyecto. Podemos diferenciar entre diversos tipos de cámaras de videovigilancia, bien por su formato o por la tecnología que emplean. ¿Cómo elegir la mejor cámara para nuestro sistema de seguridad? En este artículo analizamos los tipo de cámaras existentes, así como sus características y los factores a tener en cuenta en el momento de la elección.

¿Qué aspectos debo de tener en cuenta antes de elegir una cámara?

Las cámara más potente o con las características más avanzadas, no tiene porqué ser la mejor para nuestro proyecto. Es importante que nos replanteemos cuales son nuestras necesidades reales para encontrar el producto que necesitamos.

Los factores que debemos de tener en cuenta son los siguientes:

Resolución: La resolución se refiere a la calidad de la imagen que registramos. A mayor sea la resolución más detalle tendrá y podremos distinguir mejor los objetos.

Ángulo de visión o apertura: El ángulo de visión es la zona que captará nuestra cámara. El ángulo de visión lo determina el valor f de la cámara, y se mide en mm, cuanto menor sea el valor en mm del numero , más ángulo de visión estaremos retratando. Por otra parte, cuanto más ángulo estemos retratando con menos detalle captaremos los objetos lejanos.

Luminosidad: ¿Cuánta luz hay donde estarán trabajando nuestras cámaras de videovigilancia? Si vamos a tener poca iluminación, nos deberemos fijar en el número de Lux de nuestras cámaras CCTV. La luminosidad calcula la cantidad de luz necesaria para visualizar las imágenes con nitidez. La luz solar de mediodía equivale a 100.000 lux mientras que el cielo nocturno despejado con luna nueva equivale a 0,01 lux.

– Videovigilancia en grandes edificios: ¿Qué puntos debemos vigilar?

¿Qué tecnología elegir?

Una vez evaluado las características que necesitamos, debemos elegir qué tipo de tecnología tendrán nuestras cámaras de videovigilancia. Podemos diferenciar entre tres tipos; de tecnología analógica, HD-TVI (alta definición analógica) o tecnología IP.

Cámaras CCTV analógicas

La tecnología analógica se basa en el modelo televisivo estándar PAL. Es decir, funciona de una forma similar a la desaparecida televisión analógica. La instalación de estas cámaras es sencilla ya que, se realiza mediante un cable coaxial que se extiende hasta el grabador. Su principal virtud es la sencillez de instalación, pero por otra parte cuentan con una resolución muy baja y es una tecnología condenada a desaparecer.

 

Cámaras CCTV HD TVI

Las cámaras con tecnología HD TVI son de reciente aparición. Destacan por la alta definición que ofrecen a pesar de tener un precio asequible y la sencillez de instalación propia de los productos analógicos. A pesar de ser una instalación mediante un cable coaxial entre cámara y grabador, permiten resoluciones similares a la televisión TDT (720p-1080p), aunque ya están apareciendo en el mercado actualmente cámaras de hasta 3 Mpx de resolución.

 

Cámaras CCTV IP

La tecnología de videogilancia IP aprovecha las ventajas de las redes de cableado estructurado. Cabe añadir, que son cámaras que se instalan y son configuradas en base a una red de área local, de forma similar a una red de ordenadores. Aunque su instalación no es tan sencilla como las anteriores, la resolución es mucho mayor, pudiendo alcanzar actualmente resoluciones de hasta 12 megapíxeles.

¿Bullet o Domo?

Además de la tecnología, también debemos de tener en cuenta el formato de nuestra cámara. Principalmente, existen dos tipos de cámara; bullet o domo.

Cámara domo y cámara bullet respectivamente

La diferencia que encontramos en primer lugar, es que las cámaras bullet  suelen ser instaladas en exteriores mientras que las cámaras domo son más comunes en interiores. El motivo es que las bullet son cámaras tubulares, apropiadas para su montaje tanto en techo como en pared. Por el contrario, las cámaras domo  son semiesféricas y apropiadas para su montaje en techo.

Como hemos visto, no todas las cámaras son iguales. Debemos recordar ,que un circuito CCTV tiene como objetivo mejorar la seguridad de un edificio. Sino elegimos la cámara adecuada nuestro proyecto fracasará. Es importante elegir una cámara con la resolución adecuada y que se adapte a la iluminación del lugar. Además, tenemos que tener cuidado con los ángulos o puntos ciegos que dejamos sin vigilar. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto? Consulta con nuestros expertos y te ayudaremos a realizar tu proyecto.

Camino Antiguo a Santo Domingo 2429, Moderna
Monterrey
@tecse.com.mx
Llamar 01 81 8401 6826.